Skip links

Mindfulness me ha permitido hacer de mi autocuidado consciente mi mejor herramienta de comunicación

Si sientes que:

  • Te cuidas, pero necesitas “algo” que no sabes qué es.
  • Tienes cosas que mejorar o que cambiar, y no sabes por dónde empezar a hacerlo.
  • Te comunicas con desagrado o sumisión, y aún diciendo que “no” te queda un regusto incómodo.
  • Y además…

…necesitas:

  • Sentirte bien y a gusto en cada momento, teniendo tus propias herramientas de autocuidado.
  • Un cambio que sólo dependa de ti, que te llene de calma y tranquilidad cada noche cuando te acuestes.
  • Comunicarte con más asertividad en todos los ámbitos de tu vida, antes de liarla parda en algunos momentos…

…entonces, te invito a seguir leyendo, y me cuentas!

Hasta el 2011 sentía y necesitaba todo lo que acabas de leer. A pesar de tener una vida de “revista”, estaba perdida y con unos altos niveles de estrés, acompañados de una alta autoexigencia y perfeccionismo. Esto me sumergía en la insatisfacción y la frustración continua. Me estaba dañando…¡¡¡sin darme cuenta!!!

Inconscientemente andaba caminando de puntillas por la vida.

Cuando menos lo esperaba “apareció” uno de mis grandes maestros que me enseñó a meditar. ¿A meditarrrr? ¿qué iban a pensar de mí si lo decía? Me daba vergüenza decirlo porque me hacía sentir muy vulnerable.

Sin consciencia ni acción no hay transformación

Priorizar en nuestro autocuidado implica decidir y tomar decisiones saludables, que requieren de consciencia y puesta en acción.

No a todos les gusta que prioricemos, por eso hemos de comunicar nuestras decisiones con coherencia y asertividad.

Entre mis prioridades, elegí soltar una pesada carga emocional y crear hábitos nuevos.

Comparto contigo 3 de mis hábitos, para que los hagas tuyos si quieres:

  • Meditar a diario, que aunque no se fuerza a mí me suponía hacer un esfuerzo previo.
  • Agradecer cada noche 3 cosas dadas y 3 recibidas (¡lo que me costaba soltar la exigencia!)
  • Dos días a la semana estar un rato a solas conmigo…¡no me soportaba a mí misma!

Mindfulness y coaching, me permiten tomar consciencia y ponerme en acción, para cuidarme en cada momento, etapa y proceso de mi vida

Cuidarnos nos enriquece y empodera, aunque vivirlo desde la consciencia plena…¡es otra dimensión! Hacerlo en el más amplio sentido de la palabra: cuerpo, emociones, pensamientos, valores, creencias, lenguaje…todo lo que somos requiere de nuestro autocuidado consciente.

Este trabajo interior, me ha permitido:

  • Cuidarme y saber lo que necesito en cada momento, y si no, paro y me escucho.
  • Comunicarme como soy, focalizándome en lo que me gusta y aceptando lo que no.
  • Comunicarme con firmeza y amabilidad.
  • Tomar decisiones conscientes, que me han cambiado la vida…

…como por ejemplo, dejar mi trabajo en una entidad financiera internacional tras 22 años trabajando en ese sector, para hacer de mi misión mi profesión.

Mi misión es ofrecerte toma de consciencia y el conocimiento necesario, para hacer de tu autocuidado consciente tu mejor herramienta de comunicación coherente, auténtica y asertiva

Durante años me he formado para entender y comprender a nivel teórico aquello que vivo a nivel práctico. Soy Postgraduada experta en Mindfulness, Master en comunicación no verbal, y Master en coaching profesional con inteligencia emocional y pactitioner en pnl, que junto a múltiples cursos me han enriquecido una barbaridad. Tienes más info en mi perfil de Linkedin

Gracias a mi formación y a mi experiencia vital, he aprendido a cuidarme abarcando todo aquello que soy, lo que me ha permitido mejorar mi comunicación interior a favor de una comunicación más coherente y asertiva conmigo misma y con los demás. Pasé de la brusquedad a la firmeza y de la ñoñería a la amabilidad…¡¡menudo cambio!!

¿Sabías que consciente e inconscientemente comunicamos todo lo que somos? Por eso es necesario profundizar en nuestro autoconocimiento y autocuidado, para que nuestra comunicación sea coherente y auténtica…¿alguna vez has querido transmitir una confianza y seguridad que no sentías plenamente?

Los Seres Humanos somos seres comunicantes, lo que para bien o para mal, marca nuestro destino y nuestras relaciones personales y profesionales

¿Alguna vez has dicho algo y los demás han interpretado otra cosa o no le han dado suficiente credibilidad? ¿En ocasiones, tus palabras han dicho una cosa (consciente) y tu cuerpo ha dicho otra (inconsciente)? Esto nos ha pasado a todos, aunque lo ideal sería que no nos pasara nunca porque todos en particular, y la sociedad en general, necesita personas coherentes, auténticas y asertivas.

Cuidarnos en el más amplio sentido de la palabra (pensamientos, lenguaje, emociones o decisiones) definirá nuestra comunicación. Esto, repercutirá positivamente en nuestra relación con nuestro entorno y tendrá consecuencias mucho más favorables para todos.

Comparto contigo 3 de mis tips para empezar a cuidar del lenguaje interior:

  • Meditar, para tomar consciencia de él. Sin consciencia no hay oportunidad de mejora.
  • Jugar con verbos y adjetivos. Por ejemplo, cambiar “soy tonta” por “estoy despistada”.
  • Dejar de enjuiciarlo. Ahora es el que es, y mejorarlo solo depende de ti.

Toda esta experiencia personal y mis conocimientos, los pongo a tu servicio acompañándote a través de distintos procesos personales o grupales de los que puedes encontrar más información en mis redes sociales (hasta que tenga actualizada esta web en Diciembre 2021)

¿Quieres hacer de tu autocuidado consciente tu mejor herramienta de comunicación?

Ready for change!