Skip links

Mindfulness en el Bachillerato: encuentro con jóvenes

Introducción de Mindfulness en el bachillerato.

¿Te importa la educación de los más jóvenes? A mi también y por ello te propongo introducirles en el desarrollo de la Actitud Consciente y Positiva, a través de Mindfulness. Esta es la historia de un encuentro de acercamiento de Mindfulness en el bachillerato.

Los jóvenes de hoy son el futuro del mañana y a menudo solemos preguntarnos ¿hacia donde va la sociedad del futuro?. La respuesta, sin duda, está en nuestro presente.

Pensar que los jóvenes están desconectados de la realidad, que las redes sociales los tienen absorbidos o que van directamente a lo suyo, es tan real como la vida misma. Sin embargo, hay algunas cuestiones que nos podríamos plantear como adultos: ¿cómo podemos cambiar el rumbo? ¿somos responsables, en cierto modo, de esa desconexión juvenil?

Si bien las respuestas no siempre son sencillas, sí que hay un hecho claro: enseñamos a través del ejemplo. Si paramos, ellos verán que paramos; si vamos acelerados y ni les miramos a la cara al hablarles, ellos harán lo mismo; si comemos deprisa y no disfrutamos de la sobremesa, tras el último bocado ellos se levantarán ipso facto móvil en mano…y así podría poner multitud de ejemplos que vivimos a diario en nuestras familias, colegios o en nuestras calles.

Químicamente, un adolescente funciona de manera muy diferente a un adulto y hay cosas que digamos son “propias de la edad”. Sin embargo, hay otras cosas que son fruto de la realidad social que estamos viviendo en estos momentos.

Como adultos, tenemos la responsabilidad de ofrecerles recursos y herramientas que puedan gestionar por ellos mismos y, en este sentido, Mindfulness se convierte en una de ellas

Pedir a un adolescente que medite durante 45 minutos diarios o que con 17 años haga de Mindfulness un estilo de vida es, en la mayoría de los casos, pedir demasiado. Sin embargo, hay otras alternativas que podrían adaptarse mejor a ellos por su edad y momento vital, pero no por ello menos importantes. Una de ellas, es invitarles y enseñarles a “parar” para conectarse con ellos mismos.

Recientemente, he tenido la oportunidad de encontrarme con un centenar de jóvenes de Segundo de Bachillerato y compartir con ellos un tiempo de conexión. Ha sido, sin duda, una grandísima experiencia escuchar su forma de actuar, lo que les desconecta (más de un adulto se sorprendería al saberlo) o lo que les aleja de ellos mismos. Poder observarles, ha sido también una fuente de información adicional que me lleva a una pregunta. ¿Observamos a los jóvenes que nos rodean? ¿Nos paramos y les miramos con atención escuchándoles activamente? ¿Sómos empáticos con ellos, o los juzgamos con nuestro prisma?. La respuesta dependerá, al igual que para ellos, de nuestro grado de conexión y de atención plena en el momento presente.

Bajo el título “Conectándo-ME Ahora” hemos hablado de qué es ahora -en cada acción que hacen, en el cómo lo hacen, en el por qué y, sobre todo en el para qué lo hacen- cuando están tejiendo su futuro. Este encuentro, es una introducción del Mindfulness en el bachillerato.

Mi objetivo era “sembrar”, porque como dice nuestro sabio refranero “Siembra que algo queda”.

Mindfulness, juventud y valores

Varios han sido los mensajes compartidos: valores como motor vital, autocuidado, consciencia plena, la importancia del descanso, parar para conectar con cada uno y lo esencial del ejercicio (físico, emocional, intelectual y espiritual) para nuestro desarrollo como Seres Humanos.

Un mensaje final: “Decir que Si o que NO, depende única y exclusivamente de cada uno de nosotros”. Para ello, tan sólo hay que:

  • Estar conectado a nosotros mismos.
  • Decirlo con consciencia plena.
  • Decidirlo desde la propia libertad de elección.
  • Quizás sintiendo miedo, pero con valentía y autoconfianza, y
  • asumir con responsabilidad las consecuencias de la decisión tomada.

Una Actitud Positiva comienza con una educación consciente. Por eso, os propongo hacer unos encuentros que introduzcan a los más jóvenes en estos conceptos y llevarlos a la práctica.

Gracias al colegio Maristas Chamberí por este encuentro de introducción del Mindfulness en el Bachillerato, y por su compromiso con sus alumnos.

Gracias a los jóvenes participantes por sorprenderseme y por “parar” unos minutos.

Ready for change?

Un fuerte y cálido abrazo,

Ana

 

Leave a comment

Name*

Website

Comment

  1. Ana, me ha hecho pensar que muchos jóvenes, y mi hija entre ellos, no conocen el término Mindfulness, y me doy cuenta que yo tampoco he tratado este tema con ella/os. No he sabido ver que hay que educarles no solo en valores y justificarlo con el ejemplo, sino que también podemos aportarles mucho beneficio en sus vidas introduciendo el Mindfulness en lo cotidiano. Me ha hecho pensar tu artículo….
    Qué suerte han tenido de poder escucharte los chavales maristas, y seguro que activamente! Una charla en los colegios ayudaría mucho a introducir el mindfulness en los jóvenes, de entrada en sus cabezas, y con un poco de suerte, en sus vidas. Sigue sembrando Ana. Un abrazo.

    1. Raquel, gracias por compartir tu inquietud.
      Como adultos, tenemos la responsabilidad no sólo de enseñarles -para ello el ejemplo es la mejor vía- sino también de ofrecerles herramientas que les acompañen siempre. Ellos decidirán el cómo y el cuándo utlizarlas, pero que las conozcan es nuestra labor. Yo estoy feliz de poder sembrar y de darle un sentido a mi vida a través del acompañamiento.
      Feliz día!
      Ana.

  2. Buen artículo Ana. Me he parado mientras lo estaba leyendo para conectarme con mi hijo.

    1. Gracias por tu mensaje, Anna-Clare. Conectar con nuestros hijos, tengan la edad que tengan, supone disfrutar plenamente de la maternidad/paternidad. Me alegro mucho!